ABILENE, Texas – Hace 81 años, los Estados Unidos cambió para siempre. El presidente Franklin D. Roosevelt lo llamó una “fecha que vivirá en la infamia”. Los Japoneses organizaron un ataque sorpresa contra la base naval estadounidense en Pearl Harbor en Hawái.

Más de 2.400 soldados estadounidenses murieron el 7 de diciembre de 1941. Cientos más resultaron heridos y, al día siguiente, el presidente Roosevelt declaró oficialmente la guerra a Japón. Charlie Bowen, un veterano del ejército, dijo que cuando era niño recordaba las historias que le contaba su madre sobre cómo era la vida después del ataque.

“Mi mamá tenía unos seis años cuando eso sucedió. Mi tío, creo que cumplió 18 años, terminó uniéndose al ejército después de lo que pasó en Pearl Harbor”, recordó Bowen.

Bowen dijo que recordar Pearl Harbor sirve como un recordatorio de cuánto se ha desarrollado el ejército a lo largo de los años. Dijo que el 7 de diciembre es un día para recordar a quienes tomaron una vida militar y el sacrificio que se hizo hace 81 años.

Frank Young, veterano de la Fuerza Aérea, dijo que asiste todos los años a la conmemoración en el puesto de los veteranos de guerras extranjeras #6873 en Abilene de Pearl Harbor, porque es crucial para preservar la historia de nuestro país.

“Todos en mi tiempo aprendieron sobre todo eso, y es bueno que lo enseñen, y necesitan seguir enseñándolo”, dijo Young.

Young enfatizó la importancia de enseñar a las generaciones más jóvenes sobre esta parte de la historia y honrar las vidas que se terminaron demasiado pronto.